Perfil del artista

Pedro Garhel, artista polifacético y multidisciplinar, es uno de los pioneros en el campo del arte electrónico e interactivo. Vive y trabaja en Madrid entre 1974 y 1997. Se inicia en el ámbito de la performance a mediados de los años 70 y trabaja en el campo del video arte desde 1979. Es fundador y director del Espacio "P" (Madrid, 1981-1997), así como iniciador del grupo de acción visual y sonora Depósito Dental, junto a Rosa Galindo (desde 1983).Durante los años 90 es profesor de arte y ordenador de la Facultad de Bellas Artes, Universidad de Salamanca. Sus dibujos, fotografías, pinturas, performances, vídeos, instalaciones y obras sonoras han sido expuestas, desde 1969, en galerías, museos, muestras y festivales nacionales e internacionales, entre ellos en la Documenta 8 de Kassel y el ZKM / Center for Art and Media, de Karlsruhe (Alemania), el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid (España) y el festival Ars Electronica de Linz (Austria).
 
Resumen biográfico

"Dejarse llevar por la curiosidad y recorrer la trayectoria de este artista nos permite darnos cuenta desde un primer momento que estamos ante un proyecto de arte/vida singular y extraordinario, merecedor de un espacio propio en el arte contemporáneo español. Lo intenso del recorrido , la solidez de su proyecto sostenido a lo largo de una extensa carrera es un flujo oculto apenas desvelado. Aunque la documentación compilada por el artista es de una asombrosa magnitud, nos resultan demasiado escasos los estudios críticos de su trabajo, no habiéndose realizado hasta el momento una compilación importante y un catalogo razonado de su obra. Junto con esta dispersión del material y los escasos ejercicios de revisión y catalogación de su trabajo se ha de sumar la trayectoria de un artista que ha dejado un rastro inconfundible en cuanto a su alto nivel de experimentación e incluso a veces cierta provisionalidad de un proyecto artístico conectado eminentemente con las experiencias emergidas del devenir vital. Sin embargo en el caso de Pedro Garhel esta cierta transitoriedad de la experiencia, en la que no ha habido tiempo al ejercicio antológico, retrospectivo, esa huida intencionada de la mirada atrás que dota de un poso de legitimidad institucional a una trayectoria, es un signo de radical coherencia en plena consonancia con su forma de conjugar la práctica artística. Siempre en presente, en el estar haciendo, siempre intentando ir un paso más allá.

Su trayectoria resulta clave si se analiza el desarrollo de la relación arte/tecnología en el contexto español pero sin duda es un referente inexcusable en cualquier revisión que se quiera realizar del territorio de la performance y las artes de acción. Garhel como artista, sin duda, y como activador de la escena artística y cultural del Madrid de los 80 ha sido un personaje del que no se puede prescindir al dibujar un panorama completo y veraz de esa época. Pedro en su forma de entender el arte / vida comprendió como pocos la importancia de generar contexto para dejar que sucediesen cosas, para permitir el acontecimiento, para generar los vínculos, para estar haciendo, creando, en presente continuo. Pedro posiblemente ejemplifique el artista vinculado a su proceso creativo contínuo en el aquí y ahora. Un presente sucediendo que ha sido el tiempo en el que Pedro Garhel ha conjugado su obra... su vida.

Pedro García Hernández, Pedro Garhel, nace en el Puerto de la Cruz, Tenerife, en 1952. De su primera etapa como creador podemos encontrar una especial relación con las cualidades expresivas de la pintura y el dibujo aunque posteriormente comienza a abrirse a la experimentación con otros medios. Hacia 1974 se instala en Madrid donde su trabajo artístico rápidamente comienza a centrarse en torno al trabajo de performance a realizar en esos momentos junto con la artista- poeta Rosa Galindo. De esta primera época es imposible no tener en cuenta el carácter revulsivo de piezas como "Escultura Viva", realizada en la Plaza de Colón en 1977.

Pedro Garhel es un artista muy conectado con las corrientes y formas expresivas que en esos momentos comenzaba a ser líneas de fuerza en toda Europa, en ese sentido su trabajo de performance estaba muy unido a su práctica audiovisual tanto en aquellos trabajos videográficos de valor eminentemente documental como en aquellos otros de carácter específico desarrollados como video performances.

Para Pedro el artista ha de desdoblarse para generar campos de fuerza y sinergias a su alrededor, parte de su función como artista está diseminada en múltiples territorios a través de diversidad de conceptos y de una importante heterogeneidad de medios que abarcaron además de su experimentación en territorios como la pintura, la performance, la instalación o el vídeo una continuada relación con la música, la composición y la experimentación escénica a través de Deposito Dental. Esta línea de investigación fue un territorio de inmersión fundamental para el artista desde sus primeros años , dotado de una extraordinaria sensibilidad y predisposición natural, su formación era eminentemente autodidacta, lo cual no le impidió mantener una intensa relación con la experimentación sonora dejando tras de si un importante bagaje de grabaciones con Deposito Dental primero ( grupo constituido por Pedro Garhel y Rosa Galindo) y posteriormente en colaboración con otros creadores como con los que trabajaba de forma habitual como la estrecha relación mantenida con Hugo Westerdahl o con Clónicos

Pero sin duda dentro de esa función del artista como comunicador cultural y generador de relaciones y conexiones el proyecto del que fue artífice en el Madrid de los 80 Espacio "P", con P de polivalente es una pieza clave en el contexto del trabajo de Pedro Garhel. Espacio "P" no era sólo Pedro Garhel, de hecho es imposible no tener en cuenta la importancia de las relaciones y sinergias de toas la personas que construyeron Espacio "P", pero este espacio está pegado a la biografía del artista como los siameses entre sí, crisol de experiencias e intercambios, este espacio fue escenario de acción, debate, creación actuaciones musicales, performances, copas, risas, talleres, proyecciones de video, un espacio pleno de vida que fue uno de los ejes fundamentales de la vida cultural y artística de ese momento. Siquiendo el ejemplo de diferentes iniciativas internacionales ( "The Kitchen", "La Fábrica", "Frei Universitat") en las que los artistas ponen en pié proyectos que den cabida a las experiencias que estaban desarrollando en esos momentos y que no encontraban respuesta por parte de las galerías, los museos y las instituciones públicas.

Espacio "P" permanece activa desde 1981 hasta el año 96/97 con momentos de diferente intensidad en las actividades y en las orientaciones, el fin de esta etapa está marcada por el regreso del artista a Tenerife que se produce en torno a 1998.

Garhel traslada a una nueva sede el valioso material archivado y toda la documentación compilada en Espacio "P". Este nuevo emplazamiento constituye su proyecto de referencia en los últimos años el Em[P]aquetado del Arte es un espacio que prosigue en las líneas de trabajo y dinamización del entorno que son propias en el artista. En este espacio se realizaron numerosas exposiciones, actividades y programas de debate y encuentro sobre arte, cultura y sociedad. El proyecto que en los últimos años había ido cobrando forma era el de la creación de la Fundación [P] precisamente un proyecto que tenía como fin último conservar proteger y difundir el patrimonio construido fruto de los intercambios y conexiones que Espacio "P" había propiciado a lo largo de los años. Este anhelo quedó en suspenso para Pedro, pero estamos ante presente disponible para seguir construyendo."