buscar por:

artista:

año:
 
 
Etcétera
1987
Tipo de obra: Instalación
Autor: Pedro Garhel


Instalación creada a partir de la grabación del vídeo de la performance homónima de 1983. Tres pantallas suspendidas en el espacio –constituidas por placas de metacrilato tratadas sobre las que interfieren las sombras del público – presentan tres variantes de un mismo acto y el suelo está cubierto con lava volcánica como telúrica referencia al origen canario del artista: "la solidificación de nuestros principios, la base de nuestra estructura, ámbito geográfico en el que nos situamos; en la piedra se da la inmortalidad, la mutación". Ese mismo contraste se da de algún modo en la imagen, en el acto visualizado por triplicado – en tiempo real, en uno más lento y en otro, al contrario, acelerado –, y en la contorsión de dos cuerpos: el de un hombre (Pedro Garhel) inmovilizado en un gesto atlético y el de una mujer (Rosa Galindo) en convulso movimiento: "Lo inmóvil y lo cambiante. La búsqueda de verticalidad y el aguante. Los campos de tensión que se generan en la relación hombre-mujer. El ser humano erguido en el espacio vivencial determina la gravedad y su durabilidad, como dimensión temporal…"
En el espacio penden tres superficies de metacrilato transparente de 3x2 m., previamente tratadas, en donde se proyectan los tres procesos diferentes de la misma imagen, que van suspendidas en el aire como si flotaran, sobre un suelo cubierto de lava volcánica, por el que deambulan los espectadores en medio de la proyección. Así el espectador se le cuestiona su propia verticalidad y al interferir la proyección, integra su sombra en el imaginario.

"Se trata de una reflexión sobre el paso del tiempo en tres procesos diferentes de un mismo hecho, (imagen en plano fijo de dos cuerpos en el espacio. Hombre estático en actitud de correr, apoyado en un solo pie y Mujer en continuo movimiento). Procesar dicha imagen en tres conceptos diversos. Tiempo ¬Lento / Tiempo Real / Tiempo Rápido.
"Lo inmóvil y lo cambiante. Lo aparentemente estático como contrapunto a la absoluta movilidad. El ritmo de la vida es vertiginoso, los sucesos acaecen a tal velocidad que se nos escapan las formas de acontecer.”
Desglosar esa imagen. Ocupar un espacio que sostenga su movimiento para no tener en cuenta sino el movimiento mismo, el acto de tensión y extensión. La movilidad pura.
La verticalidad. El "hombre" erguido en el espacio vivencial, determina Ia gravedad. Lucha contra ella ya que está encadenado a la superficie terrestre.
Suspensión de los elementos implicados (imagen, soporte de la imagen y generadores de la imagen) para reforzar más intensamente el valor de lo flotante en contraste con lo firme.
Incorporación del espectador posiblemente al mezclarse con la imagen a través de las transparencias y de sus sombras en su deambular por el espacio, reafirmando a través del sonido que produce la tierra volcánica bajo sus pies, su realidad y cuestionando su verticalidad.
Recomposición de los principios de movimiento. Medidor del tiempo. Reloj de arena.
Pedro Garhel.

Eventos relacionados:
1987. Festival Arte Elettronica di Camerino. Camerino, Camerino, ES
1988. En busca de un vídeo espacio perdido. Círculo de Bellas Artes, Madrid, ES
1990. Festival Internacional de Cine y Vídeo de Berlín. Academia de Bellas Artes. Hall principal, Berlín, DE


  Créditos:
Para el vídeo:Autor: Pedro Garhel /Performers: Rosa Galindo y Pedro Garhel /Cámara: Domingo Sarrey /Música: Depósito Dental /Coproducción: Entropía /Postproducción: Capara S.A. /Producción: Pedro Garhel /